martes, 29 de mayo de 2012

capítulo 20—Ellas Vs Ellos


Tom entro a la habitación, provocando tremendo escándalo…que hizo que sus amigos se despertaran.

—Lo siento
— ¿Dónde estabas?
—Tenía hambre, pero ya comí algo
—Tom son las 3:00 am—Gerog se quejo y se tapo la cara—Duérmete, o are que te duermas
—Si, no se preocupen me dormiré

Tom regreso sin saber que era lo que había hecho, o más bien lo sabía pero no quería sentirse así, había traicionado a Daniela. A pesar de que se había acostado con Aurora, no se sentía del todo bien. No pudo dormir pensando en Daniela.
                                                          **
—Has estado muy raro Tom
—No es que me sentía un poco mal
—Si quieres podemos regresar. Y otro día lo celebramos el otro fin de semana
—No, claro que no. Quiero estar con mi novia—Daniela tomo la mano de Tom, el tenia la vista fija en el camino. Y sentía que no merecía estar con Daniela
—Mi abuelo me dijo a donde me estas llevando
—Se supone que era sorpresa
—Mi abuelo es así. Pero está bien, tiene más de cinco años que no estoy ahí. La última vez que estuve ahí fue cuando mis padres se pelearon, de ahí regrese con mi madre y con mi hermano y nos fuimos a España, pero a los pocos días Israel regreso con mi padre, y de ahí no lo volví a ver hasta hace unos meces
— ¿Qué es exactamente ese lugar?
—Es una casa de campo, tiene cuatro habitaciones, hay un gran árbol y el lago. Mi padre y mi madre escribieron sus iníciales, luego la de toda la familia. A mí eso se me hace muy estúpido, solo dañan al pobre árbol
—Una vez Israel me conto que llevo a un lugar así a Aurora
—Esa tipa. Cada vez que escucho su nombre
—Bueno a casi nadie le cae bien, ni siquiera sé porque está en la escuela, si no sabe cantar, tampoco toca un instrumento
—Dejemos de hablar de ella
—Claro—Tom la miro y Daniela le sonrió, de verdad no la merecía

Daniela había preparado claro con ayuda de Afrodita una canasta de picnic, y un pastel especial para Tom. Cuando llegaron Tom se estaciono enfrente de la casa, y como Daniela había dicho, había un gran árbol un lago y la casa, a claro y la casa del árbol en donde Israel y su novia jugaban cuando eran unos niños

— ¿Quieres subir? Papá nos las hizo a mí y a Israel
—Pero no crees que ya estamos muy grandes
—Lo resistirá—Daniela subió con cuidado a la parte de arriba, el lugar estaba empolvado y a pesar de que no entraron se quedo sentada en lo que simulaba un patio las tablas estaban un poco sucias y llenas de polvo—Vamos Tom sube—Tom subió con mucho más cuidado y le paso la comida a Daniela
—Estás loca Daniela
—no te preocupes Tom, no caeremos
—Si tú lo dices—Tom se sentó a lado de ella—Sigo diciendo que no nos soportara
—Tom tranquilo
—Está bien—Daniela le dio un leve empujón
—Dime que tienes. Este muy raro
—Nada Daniela
—Bueno pues quita esa cara—Tom le regalo su mejor sonrisa y ella se acerco a él para besarlo—Te amo—Daniela acaricio el rostro de Tom y él se sintió aun mas mal—Tom
— ¿Qué ocurre?—Daniela no sabía cómo decirle lo que quería, y continuo besándolo, tal vez el se daría cuenta, pero no fue así. Así que ella continuo besándolo con ternura y poco a poco iba haciendo que su beso se volviera profundo apasionado. Hasta que el se dio cuenta de que Daniela estaba encima de él—Daniela. Espérate—No podía creer que el la hubiera detenido, normalmente en que siempre terminaba encima del otro era el. Y ahora la que quería era Daniela
— ¿Qué ocurre Tom?
—Es lo que me pregunto—Daniela bajo la mirada—Dime
—Lo he estado pensando y quiero—Se quedo callada
— ¿Quieres qué?
—Quiero…quiero—Daniela lo volvió a besar—Quiero hacerlo—-Tom se quedo inmóvil procesando lo que acababa de escuchar. No sabía qué hacer y por un momento quiso no estar ahí…Daniela lo miro—Tom, Tom—Tom simplemente se bajo del árbol y se dirigió al coche, Daniela muy confundida lo siguió
—Tom ¿Qué ocurre?
—Daniela estás loca—Tom le grito y Daniela lo miro aun mas confundida, eso era lo que él había querido desde hacía ya un tiempo, y ahora le decía que estaba loca—Claro estás loca. Muy loca
—Tom…no te entiendo—Pero lo único que pasaba, a pesar de que en el fondo de su ser él deseaba complacerla algo se lo impedía. Tal vez el sentimiento de culpa, que sentía por haberse acostado con Aurora, ni siquiera el mismo lo sabía
—Daniela solo cállate—Tom cerró la puerta del conductor y puso en marcha el vehículo
—Pero…pero
—Ya te dije que te calles

Daniela lo miro ahora enojada, pero no le dijo nada. Solo busco entre sus cosas su reproductor de música y se puso los audífonos a todo volumen. Por dentro quería golpear a Tom porque él nunca le había gritado y ella de verdad lo quería hacer. Y ahora solo por eso se había arruinado la cita, no lograba entender a Tom porque él era lo que más quería desde que eran novios. En tondo el camino ambos estaban metidos en sus pensamientos. Tom se maldecía por no haberle seguido el juego a Daniela y ella quería golpear a Tom o algo así.
 Cuando llegaron Daniela salió del automóvil de Tom y aporreo con toda su fuerza la portezuela. Tom salió atrás de ella para remediar lo que había pasado—Daniela—La jalo de su mano y la atrajo a el
—Suéltame—Ella trato de liberarse de él—Tom
—Escúchame—Tom el agarro con más fuerza
—No porque me gritaste
—No sé que me ocurrió. Pero yo…yo igual quiero estar contigo
—Muy tarde…
—Daniela no quiero que te molestes por estupideces como esas
—Bueno, pues suéltame me lastimas
—Está bien
—Quiero que te vayas, quiero estar sola
—Daniela no…no me voy a ir
—No te quiero ver
—Pero yo si
—Está bien. Me voy pero promete que cuando te hable en la noche me contestaras
—No te lo aseguro
—Daniela
—De acuerdo—Tom la soltó poco a poco…Daniela lo miro y le dio una bofetada, luego salió corriendo hasta la puerta de la casa. Tom la observo mientras entraba.
                                                             __
“Eres un imbécil, si un imbécil”…”Ella quería hacer el amor contigo”—Sumido en sus pensamiento trababa de encontrar una respuesta para sacar de su mente lo que había ocurrido en las noches anteriores

—Tom mamá dice que dejes de hacerte al menso y bajes a comer, tiene que hablar contigo
—Dile a mamá que no tengo hambre y que tampoco la quiero escuchar
— ¿Qué ocurrió con Dani? Llagaste temprano
—Nada Bill. Largo de mi habitación

Dos semanas después…

—Daniela—Tom el abrazo—Ya no estés molesta
—Suéltame Tom
— ¿Aun seguimos saliendo?
—Sí. Pero suéltame
—No me agás sufrir más, suficiente tuve con no verte estas dos semanas
—Eres un imbécil. Me dejaste con una tonta
—Perdóname mi amor. Es que fue de la emoción de saber que querías estar conmigo
—No lo aprovechaste, ahora ya no quiero
—Pero sé que otro día lo querrás, y yo estaré ahí para ti
—Eres un tarado
—Sí pero así me amas
—Sí. Por desgracia—Daniela se dio la vuelta. Y lo beso
—No te volveré a gritar—Tomo la mano de Daniela y se dirigieron con sus amigos—Me ayudarías a hacer mi tarea
—Tom, no me digas que no puedes. Son solo cuatro materias básicas y tú no puedes
—Prefiero la de música
—Dime cual
—Calculo
—Tom, eres un tarado—Tom se sentó en una de las sillas de la mesa y jalo a Daniela, haciendo que ella se sentara en las piernas de el—Gustav… ¿enserio tienes que vivir con el tarado de Tom?
—Sí. Desafortunadamente, se lo explique cómo veinte veces y no lo comprendió
—Vamos a ver—Daniela tomo un lápiz y examino la libreta de Tom—Sigo diciendo que eres un tarado—Daniela miro a ver a su hermano—Como detesto a Israel
—yo igual—borro lo que Tom había hecho y se dedico a escribir. Después miro a ver a su hermano y estaba ahora encima de una tarima, el escenario de la cafetería
—Daniela y Tom…quiero que me escuchen bien…Quiero un duelo, Daniela la voz Tom la guitarra. Contra mi solo—Daniela se levanto y todos lo que ahí estaba igual. Subió a la tarima y observo a Israel de frente. Viéndolos así como estaban vestidos casi igual, hubieran parecido gemelos y no simples hermano
—Lo acepto—Dijo ella—Pero que tu queridísima novia cante
—No
—Entonces tampoco acepto
—Está bien—Israel miro a Aurora y ella subió al escenario
—Primero ustedes—Daniela se bajo y todos se amontonaron al pe de la tarima, Tom se acerco y la abrazo
—Los aremos trizas
—Solo observa al estúpido de mi hermano

Y como bien dijo Tom, Aurora n era buena en la música y menos para cantar, casi nadie aplaudió cuando terminaron. En cambio Daniela, Daniela era mucho mejor se soltó su cabello y comenzó el verdadero show. Tom tocaba la guitarra y ella cantaba, el escenario era de ella, de nadie más. Y como ella predijo su hermano perdió y todo el público le aplaudió. Daniela se acerco a Tom y lo beso, cuando terminaron de cantar. Aurora molesta porque sabía que Daniela era mejor cantando y lo peor, era hermana de Israel y novia de Tom los chicos que ella quería para ella sola. Se subió otra vez en la tarima y le arrebato el micrófono a Daniela.
—“Me acosté con Tom”—Dijo y miro a ver a Israel, luego a Tom y de ultimo sus ojos se cruzaron con lo de Daniela

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog