martes, 22 de mayo de 2012

Capítulo Tres—Sin tu amor


Arumi
Había extrañado tanto a Tom, sus besos sus caricias, mientras no estuvo conmigo aunque todo eso había pasado aun lo recordaba, porque hacia un años él no estaba conmigo.
Cuando me desperté él estaba mirándome, siempre me decía que le gustaba verme recién levantada, yo pensaba que estaba loco pues considero que estoy horrible cuando me despierto. El me acomodo mi cabello y comenzó a reír.
— ¿De qué te ríes tonto?
—De nada…—Él me estaba abrazando y me dio un beso en la frente—Eres hermosa
—Ya lo sé siempre me lo dices
—Luego dices que el vanidoso soy yo
—Bueno entonces estoy horrible
—No cariño estas preciosa, sobre todo cuando estas recién levantada
—Hay Tom…no es verdad pero creo que no me pondré a discutir sobre eso contigo
—Si de acuerdo
Estábamos aun en la cama pensando en levantarnos, tenía mucho flojera pero hoy era la fiesta de Zaid y teníamos que levantarnos tarde o temprano yo prefería tarde. Platicaba con Tom de nada en especial.
— ¿Entonces ya estas convencida de que si no aceptas yo te voy a secuestrar?
— ¿Pero porque tiene que ser ahí?
—Ya te dije que Alaska es una buena opción
—No Arumi…ya te dije que no. Ahí hace demasiado frio y no…a mí me gusta el calor
—A mí no, no sé si has notado que mi piel es demasiado blanca
—Por eso mismo nena…ahí te broncearas un poquito más
—De acuerdo solo si hacemos un  trato
— ¿Te escucho?
—Tendrás que cuidar a Zaid, incluso cambiarle el pañal, lo vas a tranquilizar cuando llore a claro y jugaras con él. Todo el mes que queda.
— ¿El pañal? Arumi no.
—Entonces no Tom…no voy y no voy
—Está bien…acepto pero cuando el mes acabe tu abordaras ese avión conmigo y no te quejaras
—De acuerdo. Ahora creo que será mejor levantarnos porque hay que ver que hace falta, el paste llega a las tres de la tarde
—Prepara el baño—Me dijo—Yo veré que desayunaremos
—Está bien—Como dijo yo prepare el baño, primero nos bañamos y luego desayunamos a Zaid lo iban a traer en cualquier momento.
— ¿Ya tienes su regalo de Zaid?
—Si le voy a regalar una foto mía autografiada
—Tom…para que quería una foto tuya
—Para que todo el tiempo me recuerde
—Solo para espantar a los ratones más bien—El me dio un leve empujón y sonreímos

Más tarde esperábamos algunas cosas como los juegos inflables, el pastel. E la parte del jardín colgamos más globos, Zaid tenía a mucho amiguitos en la colonia por lo que sería una fiesta llena. Aparte los adultos que claro llevarían a sus hijos.
Simone llevo a Zaid cuando faltaba una hora para que los invitados llegaran, él iba ya muy bien arregladito, lo primero que hizo fue llenarme de besos y a Tom le pellico sus mejillas y  lo  babeo cuando le dio un beso. Simone se quedó ayudarme con algunas cosas, como arreglar las sillitas para los niños. Tom tenia cargado a Zaid, al parecer si se tomaba enserio lo del acuerdo para que él y yo viajáramos dentro de un mes. Pronto empezaron a llegar los invitados los primeros fueron nuestros amigos más allegados, Bill y Zoile con Dasha. Georg llego con una chica muy hermosa y de piel aún mejor. Gustav llego con su esposa Lorena y su nueva hija.
— ¿Quién es esta belleza?—Simone cargo a la niña, que ere verdaderamente hermosa, su cabello era negro como la obscura noche, sus ojos color miel…ella era bonita, perfecta
—Se llama Fanny—Contesto Lorena—Gustav y yo nos enamoramos de ella cuando la vimos es preciosa—A pesar de no ser su hija ella hablaba como si de verdad fuera hija de ella. Pero que digo a partir de ya era su hija.
—Si de eso no hay duda—Contesto Bill—Se llevara bien con mi hija
Dasha había crecido muy rápido era más grande que mi hijo por dos meces y Fanny tenía un año y medio. Ósea que el más chiquito ahí era Zaid.
Pronto más invitados comenzaron a llegar. Hasta que llegaron mis amigos, Lili y Logan. Yo cargue a Zaid y me dirigí a ellos. Lili ya sabía que tenía a Zaid pero logan se negaba a creerlo. Cuando lo vio no tuvo duda alguna. Los dos llevaban regalos para Zaid.
—Entonces es verdad—Dijo resignado, Lili cargo a Zaid y se lo llevo con los demás
—Yo te lo dije cuando empezamos a convivir. Oye lo siento pero es la verdad
—No importa—Contesto—Creo que ahora solo tendré que soportar de tu presencia en la escuela de pintura.
—Oye…—No sabía que decirle yo no era la típica chica que rechazaba a hombre porque en si nunca tuve mucho novios
—No importa—Me entrego el regalo de Zaid—Me voy no puedo estar contigo aquí. Tu hijo es precioso—Le di un abrazo y él se fue. Si no se sentía bien con esta situación pues tampoco lo iba a obligar a quedarse. Me acerque a la mesa de regalos y asenté el gran oso de peluche Tom se acercó a mi
— ¿Quién era ese?—Su tono de voz no me gusto para nada así que no le conteste—te hice una pregunta Arumi—Susurro cerca de mi oreja
—Era un amigo
— ¿Y porque te abrazo?—Me di la vuelta y lo mire
—Porque es mi amigo. Tom por eso me abrazo.
—No me gusta
— ¿Qué te ocurre?—Tom nunca me había hecho ese tipo de preguntas y en ese tono menos. ¿Estaba celoso?
—Mejor después hablamos, necesito ver que hace falta

Muchos de los niños jugaban en los inflables, otros se divertían con el payaso que Tom había contratado. Zaid él estaba con Dasha y Fanny jugando claro Simone los supervisaba mientras jugaban con una pelota de goma roja. Tom estuvo molestando mientras yo iba de un lado a otro. No superaba lo de Logan.
—Ya basta—Le grite y eso llamo la atención de todos los  invitados
—Arumi
—Bueno eso era lo que querías que habláramos—Tom sonrió hacia donde estaban los invitados y me jalo hasta adentro de la casa
— ¿Por qué demonios hiciste eso?
—Para ver si así me dejas de molestar, ya te dije que el solo es un amigo. Y sabes acabas de arruinarme la tarde. ¿Ya estas feliz?
—Arumi…solo quiero saber porque lo abrazaste
—Por qué me gusta. ¿Eso es lo que quieres escuchar? Pues ahí lo tienes
— ¿Eso fue de verdad?
—Tom por supuesto que no. Tu eres la única persona que me gusta, la única persona que amo ¿Entiendes?—Estábamos de pie en la cocina. Discutiendo y  afuera se habían dado cuenta. —Esto no es lo adecuado, hay mucha gente afuera, es el cumpleaños de nuestro hijo. Por favor lo hablaremos más tarde—Salí de ahí y regrese muy sonriente para que nadie se diera cuenta de lo que acababa de ocurrir. Cargue a Zaid—Es hora de cortar el pastel—Los niños se acercaron para cortar y tomarse la foto en el pastel. Tom se reunió conmigo y ahora el cargaba a Zaid. Después de que apago las velitas se llevaron el pastel para dividirlo.
— ¿Qué fue eso?—Pregunto Zoile— ¿Se puede saber?
—Es que Tom…mejor después te cuento

Y era verdad, todos se dieron cuenta. Tom nunca había sido así él siempre había estado seguro de sí mismo y ahora me salía con algo como eso. Que como bien dije no me dejo disfrutar de la fiesta de Zaid.
Más tarde cuando la gentes comenzaba a irse y nosotros a arreglar la casa, burbujas custodiaba la habitación de Zaid, estaba durmiendo en la habitación de Zaid, encima de una manta que Tom le había puesto. La casa había quedado totalmente vacía. Solo él y yo estábamos terminando de levantar el desastre de la fiesta.
—Perdón—Dijo al fin, rompiendo el silencio de la casa—Es que ese chico me dio una mala espina…como te abrazo
—Tom sabes que yo te amo solo a ti—Se acercó y me abrazo muy fuerte—No sé cómo pudiste pensar que el me interesaba
—Ya te dije que es porque te amo y no me gustaría perderte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog