viernes, 13 de julio de 2012

Prefacio—Segunda oportunidad(Cómo salvar una vida)



“Bill por favor ayúdame”
Aquellas palabras quedaron grabadas en la mente de Bill, aun podía ver y sentir el calor de las llamas, inundando todo el gimnasio.
Y se lamentaba por qué no la pudo salvar, aun seguía lamentándose por la muerte de su amiga, la única que tenía en la escuela, ahora volvía a estar solo otra vez.
—No te preocupes, no fue tu culpa.
Su madre se había empeñado en hacerle creer que no fue culpa suya pero él se había empeñado en culparse.
Sabía que no era su culpa pero ahora se lo creía por completo, todos en la escuela decían que él había encendido el fuego en el gimnasio y él se lo había creído por completo. Ahora él quería morir.

“no sabemos cuánto tiempo vivirás, pueden ser años, meces, días”

Esa noticia la partió el corazón, pero hasta ahora había podido salir adelante. Valeria no sabía cuando moriría pero se había propuesto a vivir una vida llena de felicidad, lo mucho o poco que vivirá.
Valeria era una niña muy feliz sin ningún problema en la escuela, llena de amigos y muy bonita, el verdadero y único problema era que estaba a punto de morir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario